¿Qué es la hepatitis B?

¿Qué es la hepatitis B?

¿Qué es la hepatitis B?

La hepatitis B (VHB) es una infección viral que afecta el hígado y se transmite por contacto directo con sangre u otros fluidos corporales infectados.

Los síntomas típicos de la hepatitis B suelen aparecer 90 días después de la infección y pueden incluir fiebre, fatiga, pérdida de apetito, náuseas, vómitos, dolor abdominal, orina oscura, heces pálidas, dolor en las articulaciones e ictericia (coloración amarillenta de la piel o de los ojos). (1).

Aproximadamente la mitad de los adultos y niños mayores de cinco años infectados muestran síntomas, mientras que muchos niños menores de cinco años no presentan ninguno.(2).

Aunque la mayoría de las infecciones agudas por hepatitis B no se vuelven crónicas, si la infección persiste durante seis meses o más sin resolución, puede progresar a enfermedad hepática crónica, cáncer de hígado y provocar la muerte.(3).

El diagnóstico de hepatitis B se realiza mediante un análisis de sangre. En las etapas agudas, se puede detectar en la sangre un antígeno de superficie del virus de la hepatitis B (HBsAg), que persiste de una semana a nueve semanas después de la infección. Quienes superan la infección desarrollan anticuerpos de superficie contra la hepatitis B (HBsAb), que pueden detectarse en la sangre. Estas pruebas pueden tardar hasta seis meses en indicar si la infección se ha resuelto o se ha vuelto crónica (4). Quienes se recuperan de una infección aguda y eliminan el virus adquieren inmunidad de por vida (5).

La hepatitis B no se considera altamente contagiosa. La transmisión se produce principalmente a través de la sangre y otros fluidos corporales, como el semen y las secreciones vaginales (6). No se transmite al estornudar, besar, compartir alimentos o utensilios ni amamantar (7). La transmisión a menudo puede ocurrir de forma asintomática (8).

Entre quienes corren mayor riesgo de contraer hepatitis B se incluyen los consumidores de drogas inyectables, las personas que tienen relaciones sexuales con personas infectadas, los adultos sexualmente promiscuos, los residentes y el personal de los centros de detención, los trabajadores de la salud expuestos a la sangre, los pacientes de hemodiálisis y los recién nacidos de madres infectadas.(9).

El riesgo de transmisión de la hepatitis B de la madre al recién nacido es bajo, principalmente debido a la detección prenatal de rutina de las mujeres embarazadas para detectar la hepatitis B. Los recién nacidos de madres positivas o cuyo estado se desconoce son tratados con inmunoprofilaxis, incluida la inmunoglobulina contra la hepatitis B (IGHB) para prevenir la transmisión(10).

NOTA IMPORTANTE: Corvelva te invita a profundizar en la información leyendo todos los apartados y enlaces, así como en los prospectos y fichas técnicas de los productos del fabricante, y a hablar con uno o varios profesionales de confianza antes de decidir vacunarte a ti o a tu hijo. Esta información es solo para fines informativos y no pretende ser un consejo médico.

Lea también...

Te recomendamos leer también...

Corvelva

Publique el módulo Menú en la posición "offcanvas". Aquí también puede publicar otros módulos.
Aprende más.